2/11/2017

Tratamiento de la leishmaniasis canina con marbofloxacina en perros con enfermedad renal

Leishmaniasis canina (CanL) es una enfermedad parasitaria causada por el protozoo Leishmania infantum y transmitida por la picadura de flebótomos del género Phlebotomus. En los países mediterráneos, donde las tasas de infección son de hasta 63%, CanL representa una de las principales causas de muerte en perros. CanL es una enfermedad en expansión y se ha convertido en una de las enfermedades caninas más importantes importadas a Europa Central.

La presentación clínica de CanL es variable y depende de la respuesta inmune del huésped, por lo que la infección en perros puede variar desde una enfermedad subclínica y autolimitada a una grave. Se han descrito tres presentaciones clínicas: cutánea, mucocutánea y visceral. Los perros afectados comúnmente desarrollan una enfermedad renal asociada con la deposición del complejo inmune glomerular. El daño renal puede progresar a lesiones tubulointersticiales y conducir a insuficiencia renal. La enfermedad renal se puede diagnosticar en aproximadamente el 50% de los perros con leishmaniasis mediante pruebas de laboratorio. Además, prácticamente el 100% de los perros con leishmaniasis tienen lesiones histopatológicas compatibles con nefropatía.

El tratamiento de CanL es un desafío debido a la localización intracelular del parásito. Los fármacos para el tratamiento de CanL incluyen antimoniato de meglumina, aminosidina y miltefosina, que generalmente se usan en combinación con alopurinol. La mayoría de estos tratamientos no logran la curación completa de la enfermedad y algunos de ellos pueden causar efectos secundarios importantes. El vómito, la diarrea, el letargo y la nefrotoxicidad son comunes durante los tratamientos con antimoniales pentavalentes y miltefosina. La urolitiasis por xantina es una complicación frecuente después de la administración prolongada de alopurinol. La toxicidad de estos tratamientos puede aumentar en perros con una tasa de filtración glomerular disminuida. Además, los perros con afectación renal generalmente tienen una respuesta más lenta a los fármacos que requieren tratamientos más largos y, por lo tanto, son más propensos a desarrollar efectos adversos.

Teniendo en cuenta la alta prevalencia de enfermedad renal en perros con leishmaniasis, sería importante encontrar un fármaco eficaz con toxicidad reducida en pacientes con enfermedad renal. Datos recientes sugieren que la marbofloxacina, una fluoroquinolona de tercera generación, tiene una efectividad similar a la miltefosina o el glucantime para tratar la CanL. Además, se ha demostrado que la marbofloxacina no induce cambios en la urea y la creatinina sérica en perros no azotemicos y también tiene pocos efectos secundarios gastrointestinales o ninguno.

Nuestra hipótesis es que la marbofloxacina puede ser un fármaco seguro y eficaz para el tratamiento de perros con leishmaniasis y enfermedad renal. Para probar esta hipótesis, perros con leishmaniasis y enfermedad renal fueron tratados con marbofloxacina y seguidos en un ensayo clínico prospectivo abierto. Los resultados demuestran que, además de ser eficaz para el tratamiento de CanL, la marbofloxacina es un fármaco muy seguro en perros con ERC y leishmaniasis.

Treatment of canine leishmaniasis with marbofloxacin in dogs with renal disease.

Pineda C, Aguilera-Tejero E, Morales MC, Belinchon-Lorenzo S, Gomez-Nieto LC, Garcia P, Martinez-Moreno JM, Rodriguez-Ortiz ME, Lopez I.

Palabras clave: Leishmaniasis canina; Perros

Categorías: Ultimas publicaciones,Sector veterinario

Comentarios (0)

Los comentarios emitidos serán publicados tan pronto como sean aprobados por el moderador, que se reserva el derecho de eliminar cualquier texto que se pueda considerar ofensivo, en la forma o en el fondo. Hay muchas formas de expresar una opinión o de realizar un comentario. Muchas gracias.

Añadir un comentario:

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Comentarios (requerido)

Enviar