23/5/2018

Caracterización inmunohistoquímica de lesiones tuberculosas en ovejas infectadas con Mycobacterium bovis

Estudios recientes han demostrado que las ovejas, tradicionalmente no consideradas un huésped del complejo Mycobacterium tuberculosis, pueden formar parte del sistema multiespecífico que permite mantener la tuberculosis en una región, al menos en granjas mixtas donde las ovejas comparten pastizales con vacas y cabras infectadas con Mycobacterium bovis. Aunque se ha publicado poca información sobre la patogénesis y la respuesta inmune en ovejas contra la tuberculosis, las lesiones microscópicas en ovejas infectadas con M. bovis se caracterizan por granulomas localizados y bien delimitados principalmente en los pulmones y los ganglios linfáticos bronquiales.

Los granulomas se observan en las etapas activa, latente y de reactivación de la tuberculosis. La lesión de tuberculosis es altamente dinámica y está formada tanto por el patógeno como por los elementos de defensa del huésped. En los humanos en general, el granuloma tuberculoso contiene con éxito (pero no elimina) el foco infeccioso en más del 90% de los casos, mientras que el 10% de los individuos progresa hacia tuberculosis clínica como consecuencia de una reacción inflamatoria desequilibrada. El granuloma es capaz de limitar el crecimiento de micobacterias, pero también es un buen ambiente a partir del cual las bacterias pueden diseminarse. Las técnicas inmunohistoquímicas son herramientas valiosas para avanzar en el conocimiento de la inmunología de la infección y permitir una mejor comprensión de los mecanismos de las interacciones huésped-patógeno y la progresión de la enfermedad.

Los objetivos de este estudio fueron caracterizar las etapas de granuloma producidas por la infección natural de M. bovis en ovejas, para compararlas con otras especies e identificar posibles diferencias en el respuesta inmune de oveja y así obtener un mayor conocimiento de la inmunopatología de las lesiones tuberculosas en ovejas. Los resultados muestran diferencias en las celulas predominantes en cada tipo de granuloma, así como diferencias y similitudes con el desarrollo de granulomas tuberculosos en otras especies. Se observó un número muy bajo de linfocitos T en todos los tipos de granuloma, lo que indica que la respuesta inmune celular específica mediada por células T podría no ser de mucha importancia en las ovejas en las primeras etapas de la infección, cuando los macrófagos son el tipo predominante de células dentro de las lesiones. Las células plasmáticas y principalmente los linfocitos B aumentaron considerablemente a medida que el granuloma se desarrollaba atraído por las lesiones en un cambio hacia una respuesta Th2 contra las cantidades crecientes de micobacterias. Por lo tanto, los granulomas se podrían definir como iniciales, desarrollados y terminales.

Los autores concluyen que los tres tipos diferentes de granuloma representan etapas de progresión de la lesión y sugieren una explicación de la mayor resistencia de las ovejas basada en una mayor respuesta inmune innata efectiva para controlar la infección tuberculosa.

 

 

 

 

Palabras clave: Tuberculosis; Ovejas

Categorías: Ultimas publicaciones,Ovino/Caprino

Comentarios (0)

Los comentarios emitidos serán publicados tan pronto como sean aprobados por el moderador, que se reserva el derecho de eliminar cualquier texto que se pueda considerar ofensivo, en la forma o en el fondo. Hay muchas formas de expresar una opinión o de realizar un comentario. Muchas gracias.

Añadir un comentario:

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Comentarios (requerido)

Enviar