1/6/2018

Fondos de Inversión, Franquicias y…Seguros

Hasta no hace mucho tiempo el sector de las clínicas veterinarias de pequeños animales era un servicio vocacional que permitía vivir sin grandes lujos pero cómodamente a los profesionales veterinarios. Un día, no hace mucho, y no se sabe porqué motivo, los Fondos de Inversión dirigieron su mirada a las mascotas, encontrando en ellas algo que en nuestras Facultades de Veterinaria no nos enseñaron a diagnosticar: NEGOCIO.

No fueron ellos los únicos que encontraron esa mina que, a día de hoy, nosotros seguimos sin tener el protocolo adecuado para hallar: las Franquicias.

Y claro no podían faltar los de siempre, los primeros en intentarlo y que ahora vuelven con más fuerza: Los Seguros. Asustados nos hemos quedado al comprobar la oferta que Asisa lanza en un nuevo seguro de asistencia de mascotas garantizando un “amplio cuadro veterinario” y “descuentos de más del 40%” con consultas y vacunas gratuitas. ¿De verdad existen colegas que aceptaron estas condiciones de Asisa? ¿Somos tan ingenuos como para creer que esto nos beneficia? ¿Realmente cobrando un 40% menos podemos atender con la misma calidad?

Desde mi punto de vista no son los seguros los que nos deben proporcionar clientes y menos en esas condiciones leoninas que no nos permitirán vivir de nuestra profesión, como mucho sobrevivir. Es más, nosotros debemos venderles la idea de que somos los que PODEMOS proporcionarles clientes a estas compañías poniendo por delante nuestras condiciones. Somos nosotros los que podemos y, a lo mejor, debemos recomendar una o varias compañías aseguradoras a nuestros clientes, aseguradoras que les abonen a ellos (a los propietarios) los gastos de sus mascotas en nuestras clínicas, gastos que previamente nos habrán abonado.

Nos gusta parecernos (o compararnos) con los médicos que en su momento creyeron encontrar la panacea para sus consultas privadas con los seguros…¡Cómo cambiaron de opinión! Y muchos de esos médicos trabajan en la Seguridad Social y reciben su sueldo a final de mes sin preocuparse de si le entran o no enfermos en su centro de salud, sin tener que amortizar equipos y, porque no decirlo, no tienen que pagar luz, agua, seguros, etc. Y aún así se montan su consulta privada tres o cuatro tardes a la semana para… Pero esto es otro tema.

Me parece curioso que mi cabeza llegue a pensar que los verdaderos responsables de esta situación son nuestros representantes ante las Administraciones y las Administraciones mismas. ¡Cómo se puede permitir tantos licenciados en veterinaria al año y tantas Facultades! Esto hace que el sector esté en crisis permanente, con profesionales mal pagados, con clínicas que atraviesan penurias que provocan el que los Fondos de Inversión y los Seguros se aprovechen cual aves de rapiña.

Luchar contra los Fondos de Inversión y las franquicias requiere del ingenio y nuestra unión, LOS VETERINARIOS somos más y mejores. Ya existen ideas que se están extendiendo por toda la geografía española como el proyecto de Bittal o el intento de formar una Agrupación de Interés Económico en Galicia. Todo es posible si luchamos juntos y olvidamos esa desconfianza que siempre se interpone en nuestra “comunicación”.

Con los Seguros es más fácil…es decirles “NOOOO”, no acepto esas condiciones,  no puedo renunciar a atender a nuestros clientes con la calidad asistencial de siempre, con el compromiso que tenemos con la  calidad de la salud de las mascotas y la calidad de la salud de los propietarios. Mi conciencia no me lo permite. LA SALUD ES LO PRIMERO.

Antonio Reinoso Domínguez

Colegiado 307 de Pontevedra y 7692 de Madrid

Antonio Reinoso Domínguez

Palabras clave:

Categorías: Sector veterinario

Comentarios (0)

Los comentarios emitidos serán publicados tan pronto como sean aprobados por el moderador, que se reserva el derecho de eliminar cualquier texto que se pueda considerar ofensivo, en la forma o en el fondo. Hay muchas formas de expresar una opinión o de realizar un comentario. Muchas gracias.

Añadir un comentario:

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Comentarios (requerido)

Enviar