2/8/2018

Las garrapatas que parasitaban a los Velociraptores

Las garrapatas llevan infestando y molestando a los seres vivos terrestres desde hace más de 65 millones de años. Descubrimientos recientes han desvelado la presencia de estos desagradables artrópodos en ámbar birmano proveniente del periodo cretácico. La importancia del descubrimiento se basa en que, aunque hay evidencias de su presencia en la Tierra desde hace 99 millones de años, su registro fósil es muy escaso.

Además, al encontrarlas en fragmentos de ámbar que contienen plumas, y ya que las aves aparecieron mucho más tarde, se confirma la teoría de que la pluma apareció mucho antes de la posibilidad de volar, y que muchos dinosaurios presentaban, por tanto, un aspecto emplumado. Las garrapatas se alimentaban de la sangre de estos vertebrados y han seguido haciéndolo por los siglos de los siglos.

Y por ende, que los dinosaurios no se extinguieron, al menos no todos, ya que siguen viviendo entre nosotros en forma de aves. Porque como decían en “Parque Jurásico”: La próxima vez que veas una gallina, recuerda que estás viendo un pequeño Tyranosaurio.

Autores: Enrique Peñalver, Antonio Arillo, Xavier Delclòs, David Peris, David A. Grimaldi, Scott R. Anderson, Paul C. Nascimbene & Ricardo Pérez-de la Fuente 

Nature Communicationsvolume 8, Article number: 1924 (2017)

DOI 10.1038/s41467-017-01550-z

Palabras clave: Garrapatas, dinosaurios, aves

Categorías: Sector veterinario,Asistentes veterinarios,Naturaleza/Medioambiente/Ciencia

Comentarios (0)

Los comentarios emitidos serán publicados tan pronto como sean aprobados por el moderador, que se reserva el derecho de eliminar cualquier texto que se pueda considerar ofensivo, en la forma o en el fondo. Hay muchas formas de expresar una opinión o de realizar un comentario. Muchas gracias.

Añadir un comentario:

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Comentarios (requerido)

Enviar