Pruebas de laboratorio para diagnosticar y monitorizar la leishmaniasis canina

Aunque se han publicado varias revisiones sobre la leishmaniasis canina, ninguna describe a fondo las anomalías clínico-patológicas que se producen y su utilidad clínica. El objetivo de esta revisión fue proporcionar información sobre las pruebas diagnósticas actuales útiles para los patólogos clínicos. Específicamente, en la leishmaniasis canina podemos encontrar anemia normocítica normocrómica no regenerativa, trombocitopenia o cambios en el leucograma. La química clínica y el análisis de orina pueden indicar disfunción renal (azotemia, disminución de la gravedad específica de la orina, proteinuria) y una respuesta inflamatoria / inmune (aumento de las proteínas de fase aguda [APP] o α2- y/o γ-globulinas). Aunque una gammapatía potencial suele ser policlonal, también puede aparecer oligo- o monoclonal, especialmente en perros coinfectados por otros patógenos transmitidos por vectores.

Cuando las lesiones son accesibles (linfoadenomegalia, lesiones nodulares, inflamación de las articulaciones) es recomendable realizar una citología tomando una muestra por aspiración con aguja fina, ya que la presencia de amastigotes de Leishmania en un patrón de inflamación piogranulomatosa o hiperplasia linfoplasmocítica es diagnóstica. Si el patrón citológico no es concluyente, el parásito debe ser identificado por histología / inmunohistoquímica o PCR en biopsias quirúrgicas. Alternativamente, la citología y la PCR pueden realizarse en muestras de médula ósea donde se pueden observar amastigotes, junto con hipoplasia eritroidea, hiperplasia mieloide, plasmacitosis o dismyelopoiesis secundaria. Los perros con leishmaniasis manifiesta generalmente tienen títulos altos de anticuerpos, mientras que los títulos bajos predominan en perros infectados inmunológicamente resistentes o en perros expuestos sin confirmación parasitaria. Se recomienda una serología cuantitativa en perros clínicamente sospechosos, ya que los títulos altos de anticuerpos pueden confirmar el diagnóstico clínico. En los perros confirmados y tratados, la función renal y las variables de respuesta inflamatoria / inmune deben ser monitorizadas periódicamente.
Laboratory tests for diagnosing and monitoring canine leishmaniasis
Saverio Paltrinieri, Luigi Gradoni; Xavier Rura, Andrea Zatelli, Eric Zini