Ácidos Grasos Omega 3 en el tratamiento del dolor

Figura 1. Representación esquemática de la cascada del ácido araquidónico. Tomado de Mierer et al. 201418.

Resumen

Los ácidos grasos poliinsaturados de ca- dena larga omega 3 (AGPI n3), principal- mente el ácido docosahexaenoico (DHA), ácido docosapentaenoico (DPA) y ácido eicosapentaenoico (EPA) son precursores de los llamados mediadores proresolución especializados (MPS). Estos compuestos tienen una gran capacidad analgésica y neuroinmunológica, lo que los convierte en eficaces tratamientos para el dolor agu- do y crónico tanto de origen inflamatorio como neuropático sin efectos secundarios clásicos como la adicción, la tolerancia o la inmunodepresión.

Leer trabajo completo pinchando 👉🏼 aqui

 

Acidos Grasos Omega 3 en el tratamiento del dolor