AMVAC reclama incluir a los veterinarios en el Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública del COVID-19

  • Más de siete de cada 10 agentes patógenos de las enfermedades infecciosas emergentes en los humanos tienen su origen en los animales.

 

La Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC) se suma a la petición formulada por otras entidades y organizaciones. A través de un comunicado instamos a la inclusión de los profesionales veterinarios en el Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública, formado dentro de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, tras la crisis originada por el COVID-19.

“Desde AMVAC creemos que es inadmisible que no se cuente con los veterinarios para preservar la salud pública, cuando la mayoría de los agentes patógenos de las enfermedades infecciosas emergentes en los seres humanos tienen su origen en los animales. Esta decisión difiere enormemente del concepto ‘One Heath, Una sola salud para preservar nuestro futuro’, lo que demuestra la no implantación de este enfoque que venía a resumir el estrecho vínculo entre la salud humana, la salud animal y el medioambiente”.

No es la primera vez que no se cuenta con los veterinarios durante la gestión del COVID-19 y, ante estas decisiones tan poco acertadas, desde la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía se quiere evidenciar el error continuado en el que están incurriendo las administraciones públicas a la hora de planificar el refuerzo de la Salud Pública. Estas no deben olvidar que esta enfermedad es de origen zoonótico, siendo este tipo de afecciones las que representan una mayor amenaza para la salud por la estrecha relación entre el hombre y los animales.

A pesar de que las administraciones públicas equiparan la Salud Pública a la atención asistencial y hospitalaria, desde AMVAC se insta a que no olviden que la prevención es una de las herramientas más eficaces para proteger la salud de los ciudadanos. Un asunto en el que los veterinarios tenemos mucho que aportar.