Diagnóstico de rotura del atrio derecho secundaria a hemangiosarcoma atrial canino mediante microburbujas

Por Barbero Fernández A., Ballesteros Espada B., Moreno Maiz AL, Cortés Sánchez P., Sardón Ruiz D., Gómez Ochoa P.

 

El derrame pericárdico con taponamiento es una emer-gencia veterinaria. Su etiología puede resultar difícil de establecer, incluyéndose neoplasias, idiopático y ruptura auricular3. Esta última, aunque infrecuente, se ha descrito anteriormente5. Dada la similar apariencia ecográfica de varias de éstas presentaciones, tipificar ecográficamente el origen del taponamiento cardiaco resulta complejo en muchas ocasiones.

 

Descripción del caso clínico

Se presenta un Bulldog francés, hembra de 9 años, sin patologías previas, con anorexia y debilidad.

En exploración física se observó depresión, taquipnea (40 rpm) y frecuencia cardíaca en rango (130 lpm).

La analítica sanguínea reveló anemia regenerativa y desequilibrio electrolítico.

Las radiografías de tórax se detectó cardiomegalia (ICV: 12,3).

La presión arterial y el electrocardiograma fueron normales.

En ecocardiografía se observó: derrame con taponamiento cardiaco; formaciones hipoecoicas de entre 2-3 mm, redondeadas, en la zona de unión atrio-ventricular derecha; una estructura de ecogenicidad homogénea adyacente al ventrículo derecho y cuya morfología se adaptaba a la del saco pericárdico; marcado aleteo de la aurícula derecha con aparente interrupción de su pared.

La exploración en modo Doppler no fue concluyente y se decidió emplear un medio de contraste ecográfico para confirmar la sospecha de rotura atrial, administrándose un bolo de suero salino agitado en vena cefálica derecha (2ml), mientras se ecocardiografaba el corazón derecho; evidenciándose un flujo de contraste, visible como microburbujas hiperecoicas, desde el atrio derecho al pericardio.

Tras discutir los hallazgos con los propietarios se practicó la eutanasia.

La necropsia confirmó la presencia de dos formaciones nodulares de 3mm y un orificio en la aurícula derecha de 15 mm. En el espacio pericárdico había un coágulo que abarcaba sus dos terceras partes.

El estudio histopatológico confirmó la naturaleza del tumor.

 

Discusión

Las neoplasias cardiacas son la causa más frecuente de derrame pericárdico. En el perro, el hemangiosarcoma representa el 69% y preferentemente se ubica en el atrio derecho, presentándose como masa única o como estructuras difusas no organizadas3,4. Éstas pueden producir taquiarritmias, bradiarritmias o derrame pericárdico crónico o agudo por la ruptura de las paredes del miocardio, conduciendo a un hemopericardio1. En la bibliografía consultada sólo hay descritos casos de rotura auricular derecha secundaria a traumatismos en medicina humana2 pero no se ha encontrado ningún caso que haga referencia al diagnóstico antemortem de rotura auricular derecha por neoplasia cardiaca en veterinaria.

En este caso el empleó de suero salino agitado1 confirmó la presencia de un defecto en el atrio derecho, mediante la observación del contraste en el espacio pericárdico.

Esto añade una nueva indicación a la técnica que podría resultar de gran utilidad ya que permite descartar de una manera sencilla y rápida si hay una comunicación entre el saco pericárdico y el corazón derecho en presencia de sospecha de rotura auricular.

 

Conclusiones

El uso de suero salino agitado intravenoso como contraste ecográfico permite evaluar la integridad de las cámaras cardíacas derechas. Su observación en el espacio pericárdico es concluyente de una solución de discontinuidad en el miocardio. Ésta parece ser la primera descripción diagnóstica antemorten de una rotura de atrio derecho secundaria a hemangiosarcoma.

 

Bibliografía

1. Arndt JW, Oyama MA, Agitated saline contrast echocardiography to diagnose a congenital heart defect in a dog. J Vet Cardiol 2008;10:129-32.

2. Fang BR, Kuo LT, Li CT, et al. Isolated right atrial tear following blunt chest trauma: report of three cases. Jpn Heart J 2000; 41(4):535–540.

3. Johnson MS, Martin M, Binns S, et al. A retrospective study of clinical findings, treatment and outcome in 143 dogs with peri- cardial effusion. J Small Anim Pract 2004; 45:546–552.

4. MacDonald KA, Cagney O and Magne ML. Echocardiographic and clinicopathologic characterization of pericardial effusion in dogs: 107 cases (1985-2006). J Am Vet Med Assoc. 2009; 235(12): 1456-61.

5. Reineke E., Burkett DE and Drobatz K.J. Left atrial rupture in dogs: 14 cases (1990^2005). Journal of Veterinary Emergency and Critical Care 18(2) 2008, pp 158–164