IRTA y ANAFRIC colaborarán en materia de bienestar animal e I+D cárnica

El tema del bienestar animal no es solamente una preocupación de los consumidores, cuyas exigencias son más altas y que cada vez más condicionan su decisión de compra, sino también de los productores y de las industrias cárnicas.

El sector conoce muy bien los efectos de un bajo nivel de bienestar animal no tan sólo sobre las producciones, sino también sobre la calidad de la carne. Malas condiciones de bienestar animal en la granja, el transporte o el sacrificio, repercuten muy negativamente sobre la calidad final del producto.

En este sentido, las industrias cárnicas son las primeras interesadas en procurar altos estándares de bienestar y, por esta razón, el IRTA y ANAFRIC colaborarán conjuntamente en temas de bienestar animal, trabajando con los asociados de ANAFRIC interesados con los protocolos del Welfare Quality para el ganado ovino y caprino. Este protocolo se aplica desde la propia granja de producción hasta el transporte y sacrificio. Welfare Quality es un protocolo reconocido a nivel europeo y en el que el IRTA ha participado en su desarrollo e implementación.

La colaboración entre ANAFRIC y el IRTA viene desarrollándose de forma fructífera desde hace tiempo. Uno de los últimos logros en I+D cárnico fruto de esta colaboración ha sido el de poder extender hasta 84 días la vida útil comercial en refrigeración de piezas de carne de vacuno envasadas al vacío con el claro objetivo de la exportación. “Nuestro próximo paso es el de hacer llegar este protocolo de conservación a las empresas asociadas a ANAFRIC interesadas en los mercados de exportación de carne de vacuno fresca refrigerada·, comenta el presidente de ANAFRIC, José Friguls.

Asimismo, el IRTA y ANAFRIC trabajarán para aplicar esta metodología de conservación a la carne de ovino para permitir a las empresas de ANAFRIC acceder a mercados exteriores con plenas garantías de conservación de su producto.

“Nuestra excelente relación y colaboración con el IRTA nos permite, en el caso del vacuno, y nos permitirá en el del ovino-caprino, hacer llegar a nuestros asociados una nueva ventaja competitiva para sus exportaciones, en un momento en el que se están abriendo nuevos mercados lejanos, como el chino o nuevas perspectivas hacia mercados como el canadiense con el que estamos iniciando conversaciones junto a otras asociaciones del sector”, señala el presidente de ANAFRIC, José Friguls.