La campaña de Saneamiento Ganadero en Corvera comienza este lunes

La nueva Campaña de Saneamiento Ganadero en Corvera comienza este lunes 21 de septiembre, organizada por el Principado de Asturias, a través de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales. La campaña, de carácter obligatorio y gratuito, afecta a más de un centenar de explotaciones ganaderas repartidas por todas las parroquias rurales del concejo.

Como cada año por estas fechas, los controles se practicarán sobre el ganado bovino y se llevarán a cabo además del lunes, el martes 22 de septiembre y el siguiente lunes 28 de septiembre.

El Principado controlará explotaciones locales ubicadas en 93 puntos del concejo. La campaña comenzará en una veintena de localizaciones corveranas, en las parroquias de Solís -barrios de El Llano, La Sota, Sama, Rodiles, La Cruciada, Agüera, Alvares, Calabaza y Campañones-; Cancienes y Camina y también en El Pontón, Santa Marina, Taraño, Taújo y Moriana. Al día siguiente, martes, se realizarán controles al ganado de otras 53 localizaciones y el lunes 28 en 20 restantes, abarcando así todo el concejo.

Como es habitual, durante la campaña se realizarán dos pruebas: la primera para detectar la tuberculosis, cuyo control diagnóstico se extiende a los animales de edad superior a las seis semanas y, la segunda, para diagnosticar la brucelosis bovina, que se aplica al ganado vacuno de doce meses en adelante.

Ambas pruebas se realizan sobre todo el censo de las explotaciones ganaderas actualmente en funcionamiento. A los tres días de la realización de las pruebas de control se obtienen los resultados que otorgan las calificaciones de “explotación oficialmente indemne de tuberculosis” y “explotación oficialmente indemne de brucesolisis”, que otorgan el certificado de “explotación calificada sanitariamente.

Tal y como destacan desde la Consejería, los ganaderos deben presentar al equipo veterinario el libro de la explotación y documentación de los animales (DIBs). También se establecen como requisitos que todo el ganado esté identificado y tenga los crotales colocados, así como que esté bien sujeto e inmovilizado para la adecuada realización de las pruebas en el establo o lugar que la Consejería designe, con una persona responsable del mismo.