La Comunidad cuenta con el único laboratorio nacional de reproducción animal acreditado para la mejora del ganado

La Comunidad de Madrid cuenta con el único laboratorio de reproducción animal nacional, el Centro de Selección y Reproducción Animal (CENSYRA), acreditado para la mejora y conservación de razas de ganado.

De acuerdo con un comunicado emitido por el Gobierno regional, CENSYRA gestiona la conservación de material genético para mejorar la reproducción animal y la preservación de razas autóctonas de la región, incluidas las que están en peligro de extinción.

Así, este centro ha logrado mantener la acreditación que ha otorgado la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) a sus laboratorios, gracias “a la precisión de sus análisis y ensayos para la selección, mejora y conservación animal” en el ámbito reproductivo.

Por su parte, la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, ha asegurado que “este distintivo supone un impulso para las empresas lecheras y ganaderas de la región a través de la investigación en el ámbito de la producción animal”, algo que ha considerado “fundamental” para “potenciar la economía rural” de la Comunidad de Madrid.

“Apoyamos así el control ganadero y ayudamos a aumentar su competitividad, ya que este sector tiene un impacto positivo en lo económico, por la creación de empleo, y en el valor medioambiental porque contribuyen a conservar nuestros recursos naturales”, ha añadido.

Con este sello, el centro situado en Colmenar Viejo y perteneciente al Instituto Madrileño de Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), se ha convertido en el único laboratorio a nivel nacional que cuenta con esta acreditación. Asimismo, es el único que se encarga del control lechero en toda la región, algo que le permite “conocer con precisión la producción láctea de ejemplares de diferentes razas, seleccionarlos y mejorar la población de las explotaciones ganaderas”.

Así, la Comunidad de Madrid ha informado de que el control de rendimiento lechero tiene como objetivo “seleccionar individuos con la mejor genética de las razas ganaderas en la región” y se realiza en colaboración con la Asociación de Ganaderos para el Control Lechero de Madrid.

Por su parte, el equipo de investigadores del laboratorio de control lechero del CENSYRA se encarga de “analizar las muestras de leche de vaca, cabra, oveja y yegua” con el objetivo de “conocer la composición de la leche y aplicar estos datos a la mejora genética”.

Además, la Comunidad dispone en este laboratorio de un analizador automático lácteo que incluye datos para la selección de los animales y mejorar las explotaciones de los ganaderos. También facilita la ampliación de nuevas líneas de investigación, así como el desarrollo y la aplicación de nuevas tecnologías para el sector.

CONSERVACIÓN PARA EL FUTURO

El Gobierno regional ha destacado que CENSYRA “custodia” varios bancos de germoplasma animal cuyo objetivo es “conservar en condiciones idóneas y por tiempo indefinido” material genético tanto de razas establecidas como de aquellas en peligro de extinción. En total se conservan más de 315.000 dosis de semen animal y 470 embriones que son custodiados y utilizados con fines de investigación y comercialización.

En la actualidad, en este Banco de Germoplasma se conservan 45.343 muestras bovinas. Le siguen las procedentes de pequeños rumiantes con 20.101 muestras. En este centro se custodian también dosis seminales de la especie equina, un total de 954, y 191 de la especie canina, entre las que destacan razas como Alano Español, Alaskan Malamute, o Dogo Canario, entre otros.

Finalmente, la Comunidad de Madrid ha señalado que CENSYRA está designado como Banco Nacional para este fin, y tiene encomendadas las funciones de garante y custodio de seguridad por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Desde 2019 el Banco Nacional de Germoplasma Animal se ha convertido en depósito participante de la Red de Bancos Europeos para los Recursos Genéticos Animales (EUGENA).