La intensidad del color rojo en las aves para buscar pareja depende de un gen y la mitocondria, según expertos

Diamante Mandarín, Taeniopygia guttata, fotografiado por Carlos Alonso. – CARLOS ALONSO/ MNCN-CSIC

La intensidad de la coloración roja en las aves depende del gen CYP2JI9 y la mitocondria que lo controlan y está relacionado con la búsqueda de pareja de estas, según una investigación internacional en la que han participado científicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC).

El equipo, formado también por la investigadors de la Universidad de Turku(Finlandia) y el Centro para la Investigación en Biodiversidad y Recursos Genéticos de Portugal (CIBIO), ha descubierto la relación entre la coloración roja de un ave y el nivel de expresión de un gen (CYP2JI9) que está implicado en la transformación de los pigmentos carotenoides rojos, según la investigación que publica ‘Proceedings of the Royal Society B’.

Los investigadores, según indica el MNCN-CSIC, alteraron dicho nivel de expresión administrando a las aves un antioxidante que penetra en la membrana mitocondria. La investigación señala que los colores rojos de muchos vertebrados podrían haber evolucionado como señales fiables de la calidad del individuo durante el proceso de selección de pareja.

Concretamente, se ha estudiado la relación entre la coloración roja del pico del diamante mandarín, Taeniopygia guttata, que, tal y como señala el Museo, se produce por la oxidación de carotenoides amarillentos de su dieta y el nivel de expresión del gen anteriormente mencionado, y que ha sido recientemente descubierto.

“Para comprobar la hipótesis de la implicación de la mitocondria, administramos a las aves un antioxidante sintético diseñado para adherirse a la membrana mitocondrial. Dicha sustancia redujo la expresión del gen, lo que demostraría que la membrana mitocondrial estaría implicada en la transformación de carotenoides”, ha explicado el investigador del MNCN, Alonso-Álvarez.

Además, el MNCN asegura que continuaron manipulando los niveles de hormona tiroidea, responsable de controlar el metabolismo general de los animales y que afecta a su frecuencia respiratoria, lo que modificó la coloración y a la expresión del gen.

“Los resultados muestran que existe un vínculo estrecho entre la producción de la señal roja y la calidad individual que, al implicar el metabolismo general del ave y en particular de la mitocondria, podría ser infalsificable”, ha confirmado el investigador.

Estos hallazgos, aclara el MNCN, contribuyen a entender los mecanismos por los cuales han evolucionado las señales sexuales de muchos animales. También, indirectamente, ayudan a comprender la relación entre los carotenoides, antioxidantes importantes de la dieta y la respiración celular, implicada en numerosos procesos patológicos como el cáncer y enfermedades degenerativas.