Litiasis en buche (Ingluvolito) en una Ninfa (Nymphicus hollandicus)

 

AXON COMUNICACION, Litiasis en buche (Ingluvolito) en una Ninfa (Nymphicus hollandicus)Litiasis en buche (Ingluvolito) en una Ninfa (Nymphicus hollandicus)

Por Miñana Morant, Domínguez Rodríguez I

 

Introducción

Los cuerpos extraños que se presentan en el buche pueden ser debidos a restos de alimento o material (pelos, fibras) impactado que pueden llegar a formar los bezoares. Pueden estar asociados a retraso en el vaciamiento del buche por infecciones, masas que generan estenosis (hiperplasia tiroidea), quemaduras internas en animales papilleros1, trastornos del comportamiento que provoquen pica2, o períodos de inanición donde el animal puede haber ingerido cáscaras de semilla y uratos5. Se describe una masa de composición totalmente mineral encontrada en el buche de una Ninfa (Nymphicus hollandicus) descrita como ingluvolito, cuyo hallazgo es poco común según la bibliografía consultada.

 

Caso clínico

Se detecta una masa de consistencia dura a nivel del buche en una Ninfa de 10 años y sexo desconocido, con pérdida de apetito y regurgitaciones esporádicas. La dieta está basada exclusivamente en semillas.

Los diagnósticos diferenciales más probables son: cuerpo extraño, bezoar (tricobezoar, fitobezoar), granuloma inflamatorio (asociado a Candida, Trichomonas, Megabacterias), bocio, neoplasia 1.

Las radiografías evidencian una masa radiodensa a nivel de buche. Se descarta la presencia de Candida, Trichomonas, Megabacterias en las muestras recogidas del buche.

Se alimenta por sonda e hidrata al animal durante 48h previas a la intervención quirúrgica.

Durante la ingluviotomía se extrae un cuerpo extraño de ~ 1,8 cm de diámetro y 4,5 g de peso. El cuerpo extraño extraído es liso, grisáceo, de consistencia dura y aspecto mineral, con una corteza laminada que cubre un núcleo central. El análisis del ingluvolito determina que se encuentra compuesto por ácido úrico (corteza) y almidón (núcleo).

 

Discusión

La obstrucción e impactación del buche por un ingluviolito es inusual. Los ingluvolitos en aves están escasamente descritos en la bibliografía y la mayoría se refiere a formaciones de tipo fibroso2 y no de tipo mineral, como en el presente caso.

Un caso de un enterolito y cuatro casos de litiasis de buche han sido reportados en periquitos (Melopsittacus undulatus). Los autores han encontrado un sólo caso descrito en ninfa (Nymphicus hollandicus)1,3,4.

Los ingluvolitos de ácido úrico se han visto relacionados con la coprofagia 3,4. Reincidiendo en la anamnesis, la propietaria afirma que el animal ingería sus propias heces con cierta frecuencia, por lo que sospechamos que este caso de litiasis puede estar ocasionado por un trastorno de pica debido a alguna carencia dietética.

El diagnóstico de los ingluvolitos se establece por palpación de la masa y pruebas de imagen 4

 

Conclusiones

• La presencia de una masa en la región del buche debe incluir el ingluvolito como diagnóstico diferencial.

• La litiasis en el buche de las aves es un hallazgo poco frecuente y ha sido descrita sobretodo en periquitos (Melopsittacus undulatus).

• Aunque hay varios casos de ingluviolitos de composición fibrosa (bezoares) descritos en Ninfas (Nymphicus hollandicus), los autores han encontrado sólo un caso de verdadera litiasis en buche en esta especie por lo que podría tratarse del segundo caso descrito en la bibliografía.

• Consideramos importante reportar todos los casos existentes, dada la escasa incidencia.

 

Bibliografía

1. Rangel Nascimento L, et al. Ingluvolitos em periquito australiano: relato de caso. R. bras. Ci. Vet, 22 (1): 16- 18, 2015. http://dx.doi.org/10.4322/ rbcv.2015.312.

2. Rosenwax AC, Cowan ML. Fibrous ingluvial foreign bodies in 33 cockatiels (Nymphicus hollandicus). Australian Veterinary Journal, 2015; 93 (10): 381- 384. http://doi.org/10.1111/avj.12367

3. Batwell R. Crop Lithiasis in a Budgerigar. Australian Veterinary Journal, 54, 1978: 452. http://doi. org/10.1111/j.1751-0813.1978.tb05581.x.

4. Paré JA, Hunter DB. Ingluviolith in a cockatiel (Nymphicus hollandicus). Journal of the Association of Avian Veterinarians, 1993; 7(3): 139-140. http://doi. org/10.2307/30135044

5. Harisson GJ, Lightfoott L. Clinical Avian Medicine. Spix Publishing, Inc. Palm Beach, Florida, 2006: 429

Date de alta y recibe nuestro 👉🏼 Diario Digital AXÓN INFORMAVET ONE HEALTH

Date de alta y recibe nuestro 👉🏼 Boletín Digital de Foro Agro Ganadero