Los turistas que viajan con perro pagarían un 15% más si el establecimiento se adapta a sus mascotas

Una investigación de la Universidad de Córdoba (UCO) ha revelado que nueve de cada diez turistas cuentan con su mascota a la hora de hacer las maletas y, además, estarían dispuestos a pagar un 15 por ciento más si los establecimientos se adaptan y reúnen los requisitos básicos para que su perro este cómodo.

Así lo ha indicado la institución universitaria en una nota en la que ha detallado que el estudio, desarrollado por el grupo de investigación ‘Economía del Turismo’, ha sido puesto en marcha con el objetivo de conocer las opiniones e inquietudes que tienen las personas propietarias de un perro en relación con la posibilidad de viajar con sus mascotas y analizar el rol que juega un can en la planificación de las vacaciones.

Los datos, obtenidos a partir de casi 1.700 encuestas online realizadas por personas de distintos puntos de la geografía española, muestran “la relación que existe entre las familias y los perros y refuerzan la importancia que está adquiriendo esta tipología de turismo, que se ha convertido en un nicho de mercado destacado para los diferentes destinos”, según han señalado desde el propio grupo de investigación, liderado por el catedrático de Economía Aplicada Tomás López-Guzmán.

Los resultados del estudio muestran que un 13 por ciento de las personas encuestadas indica que solo viaja con su perro a la segunda residencia, mientras que el 79,7 por ciento también se traslada con sus mascotas a otros lugares. En cuanto a las características de los destinos, los encuestados subrayan la importancia de que existan hoteles adaptados, servicios de veterinarios, transporte público y playas adaptadas.

Por esta razón, y debido a “la problemática que existe en España en cuanto a las playas para perros”, el equipo de investigación ha subrayado que la mayoría de los encuestados aboga por las zonas rurales como destino ideal frente a las zonas costeras. En cualquier caso, los destinos urbanos son los menos valorados.

En relación con el alojamiento, las personas encuestadas califican como “básico” que el establecimiento permita que el perro pueda dormir en su misma habitación y, de no darse esta situación, se hospedarían en otro lugar. También consideran importante que el personal del alojamiento turístico tenga empatía con las mascotas y que cerca del establecimiento haya lugares de esparcimiento para los canes. Si se cumplen estos requisitos, estarían dispuestos a encarecer el pago por su estancia.

Los resultados de la encuesta muestran la importancia que actualmente tienen los perros en sectores económicos como el turismo. No en vano, a lo largo de los últimos años, los denominados viajes ‘dog-friendly’ se han constituido como una oportunidad para el sector turístico español y cada vez son más las ciudades que, además de esperar al turista, abren las puertas a su mascota.

Por otro lado, la investigación también ha analizado la procedencia de las mascotas. Según los resultados, un 42 por ciento de las mismas son adoptadas, un 24 por ciento son regaladas, un 22,5 por ciento son compradas y un 11,5 por ciento corresponden a perros abandonados o sin dueño anterior.

El alto porcentaje de perros adoptados, según destacan desde el grupo de investigación, “refuerza la importancia y el trabajo bien hecho que están realizando las protectoras de animales y, por tanto, la necesidad de apoyar su labor”.