Muchas razas autóctonas de ganado se enfrentan a la extinción

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cerca del 17 por ciento de las razas de ganado del mundo se enfrentan a la extinción. Muchas de estas razas de ganado son indígenas, adaptadas desde hace mucho tiempo a las condiciones agrícolas y ganaderas locales. Sólo África es el hogar de más de 150 razas de ganado catalogadas.

El Instituto Internacional de Investigación Pecuaria (ILRI) informa que hasta el 80% del PIB agrícola en los países en desarrollo proviene de la ganadería; 600 millones de personas en zonas rurales pobres dependen del ganado para alimentarse y alimentar a sus familias. Los agricultores pobres a menudo trabajan con razas autóctonas lo que ayuda mantener la diversidad. Esta participación humana directa en el cultivo de la biodiversidad agrícola está “intrínsecamente ligada al desarrollo sostenible”, de acuerdo con el Convenio sobre la Diversidad Biológica .

José Graziano da Silv,Director General de la FAO, opina que la diversidad genética es un requisito previo para la adaptación de cara a los retos del futuro. Las razas locales tienen una mayor capacidad para sobrevivir, producir y mantener los niveles de reproducción en ambientes hostiles. Según Irene Hoffmann, jefa del Programa de recursos genéticos animales de la FAO, en vista de desafíos como el cambio climático, las enfermedades, el hambre, la sequía y la degradación del suelo, diversas razas autóctonas de ganado podrían ser de gran importancia para la seguridad alimentaria, produciendo alimentos más resistentes.

Sin embargo, el aumento mundial en el consumo de carne ha impulsado un cambio hacia la producción industrial de carne. En los últimos 10 años, la producción de carne en todo el mundo ha aumentado en un 20%.  La FAO prevé un aumento global del 3,5% en el comercio de aves de corral solo en 2016. Alrededor del 67% de las aves de corral y el 42% de la producción mundial de carne de cerdo procede de granjas industriales.

Las comunidades agrícolas y ganaderas, así como muchas organizaciones de agricultores en todo el mundo, están haciendo un esfuerzo para promover la conservación y desarrollo de las razas autóctonas de ganado. La FAO informa de un alza general de la inversión nacional en los bancos de genes y sistemas de información para la conservación del material genético de la ganadería.

Más información en FOODTANK