Nace un hipopótamo en Bioparc de los últimos animales del zoo de Viveros

Bioparc València continúa con su “baby boom” esta primavera tras el último nacimiento de un hipopótamo (Hippopotamus amphibius). Sus progenitores, la pareja ‘Raff’ y ‘Rigas’, fueron algunos de los primeros animales en llegar al parque hace más de 12 años.

 

 

Junto a la anciana leona ‘Fa’, son los únicos animales que quedan de los que se trasladaron desde el antiguo zoológico de Viveros, así que tanto para sus cuidadores como para muchos valencianos tienen un significado especial.

Esta especie está catalogada como vulnerable en la lista roja de la IUCN (Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza). Su población se ha reducido dramáticamente en los últimos 15 años, por lo que el parque llama la atención sobre la necesidad de proteger su hábitat.

La ‘mamá’ tuvo más crías y ha desarrollado el proceso con total normalidad. Aunque el equipo conocía la avanzada gestación, no sabía con certeza la fecha debido a que el enorme tamaño de ‘Rigas’ disimula el embarazo.

El recinto de hipopótamos cuenta con una zona acuática interior y estaba preparado para facilitar el parto, dado que en esta especie siempre es bajo el agua. Los hipopótamos pueden resistir sumergidos seis minutos y cierran la nariz y oídos de forma instintiva desde su nacimiento, lo que les permite amamantarse bajo el agua. Suelen permanecer hasta 18 meses junto a su madre.

Para la plantilla fue una sorpresa encontrar al ‘bebé’ a primera hora, pues el parto tuvo lugar durante la noche como suele ocurrir en la naturaleza. Ambas estarán un tiempo en sus recintos interiores para favorecer la crianza, que el bebé coja fuerza y destreza y el equipo realice reconocimientos visuales.

A pesar del estado de alarma, Bioparc sigue garantizando el bienestar de los animales y mantiene en condiciones el parque, pendiente de su reapertura para que el público disfrute de la belleza de los hábitats salvajes y conozca a las nuevas crías.