Una mujer muere al ser mordida por un cachorro

Una mujer muere al ser mordida por un cachorro. La noticia cuanto menos es intrigante y susceptible de tener distintos significados: ¿el cachorro la mordió en el cuello y le destrozó la carótida? ¿el cachorro era un cachorro del Perro de Baskerville? ¿O de un Tyrannosaurus? ¿O qué pasó para que ocurriese eso tan raro?

El titular es alarmante pero queremos que sirva de foco de atracción frente a los riesgos que lleva el ser lamido o besado por nuestro animal de compañía y no mantener las condiciones higiénicas apropiadas que deberían darse.

La boca y la lengua de los perros y los gatos son un foco gigantesco de patógenos de todo tipo, desde bacterias hasta parásitos.

Hemos de tener en cuenta que los animales utilizan la boca y la lengua, además de para comer, como órgano para relacionarse con otros individuos de su especie o como instrumento de higiene corporal. En el caso que nos ocupa, la difunta había adoptado una mascota unos días antes y ésta le mordió, contagiando a la señora en cuestión con la bacteria Capnocytophaga canimorsus, habitante habitual de la boca de los perros y que, ante determinadas situaciones, puede producir una zoonosis, como fue el caso.

Simplemente, con esta extravagante noticia, queremos resaltar lo importante que es mantener una higiene apropiada, cuando nuestras mascotas nos dan esos “besos de amor” que tanto nos gustan.

https://es.wikipedia.org/wiki/Capnocytophaga_canimorsus

https://www.esgentside.com/capnocytophaga-canimorsus/una-mujer-muere-a-causa-del-mordisqueo-de-un-cachorro_art18247.html