Uso de la endoscopia en medicina interna de pequeños animales. Basado en la evidencia científica

Divertículo esofágico en un gato.

En los últimos 20 años la medicina interna veterinaria ha avanzado de forma marcada. Uno de los procedimientos que ha acom- pañado y ayudado a este avance ha sido la endoscopia.

Afortunadamente el número de publicaciones relacionadas con la aplicación de la endoscopia y las técnicas de mínima invasión en veterinaria, tanto en su faceta diagnóstica, como en su faceta intervencionista, supone un porcentaje cada vez más alto de las publicaciones anuales.

En la actualidad existen multitud de procedimientos endoscópicos aplicables a la clínica de pequeños animales. Algunos de ellos son puramente quirúrgicos como la artroscopia, la toracoscopia y la laparoscopia. Muchos otros procedimientos endoscópicos forman parte de la rutina diaria de los casos vistos por internistas de pequeños animales. De algunos de los procedimientos incluidos en este último grupo es de los que hablaremos en este artículo, y los dividiremos por aparatos o sistemas.

En este artículo pretendemos, únicamente, dar unas ligeras pinceladas de nuestra experiencia desarrollada en estas técnicas, basada en un estudio de la literatura profundo, y la continua necesidad de aplicar la mejor alternativa posible en la atención de nuestros pacientes.

Leer trabajo completo 👉🏼 aquí

Uso de la endoscopia en medicina interna de pequeños animales. Basado en la evidencia científica