Diagnóstico mediante TAC de contraste y resolución quirúrgica de arco aórtico derecho, ductus arterioso funcional y subclavia izquierda aberrante

Por Jiménez Alonso A., Ramos Vega S., Rodríguez Grau-Bassas E.

 

Introducción

Las anomalías del anillo vascular (AAV) son desordenes cardiovasculares infrecuentes. Ciertas anomalías vasculares causan además compresión traqueoesofágica2. El paciente descrito presentó arco aórtico derecho, ductus arterioso persistente y divertículo de Kommerell con subclavia izquierda aberrante. Las imágenes del TAC permitieron evaluar los defectos y planificar la cirugía4.

 

Caso clínico

Perra mestiza, de 5’4 kg y 4 meses de edad presentada por regurgitaciones frecuentes, delgadez extrema e intolerancia al ejercicio. El examen físico detectó soplo basilar continuo. Radiográficamente se observó dilatación esofágica precardiaca y desplazamiento traqueal ventral.

El TAC con contraste evidenció arco aórtico dilatado derecho y conducto arterioso funcional, además de arteria subclavia izquierda con una dilatación en su base denominada divertículo de Kommerell, anomalía del desarrollo del arco aórtico caracterizada por un divertículo localizado en la aorta descendente proximal del arco aórtico.

El acceso quirúrgico se realizó mediante toracotomía izquierda por cuarto espacio intercostal. Se apreció arco aórtico dilatado en el lado derecho y un amplio y funcional ductus arterioso, responsable del soplo continuo basilar auscultado, y marcada dilatación esofágica craneal a AAV. La arteria subclavia izquierda partía cerca del arco aórtico. Esta arteria seguía un curso retroesofágico y por tanto aberrante, aunque sin causar compresión esofágica.

Previa oclusión temporal de la arteria subclavia mediante torniquete de Rummel y comprobándose que, aparte de un notable incremento en la frecuencia cardiaca (FC), la paciente permanece hemodinámicamente estable, se procede a ligar el ductus con seda 0 en ambos extremos y a dividirlo. La paciente se mantuvo con analgesia IV en CRI durante doce horas, en las que se observó un paulatino retorno a la normalidad de la FC, iniciándose alimentación líquida. Una semana más tarde el estudio radiográfico reveló la persistencia del megaesófago craneal, aunque no se apreció estenosis, situación que persistió tres meses después, considerándose irreversible. La exploración cardiovascular, actividad y estado general fueron normales.

 

Discusión

Las AAV son desórdenes congénitos que pueden presentar distintos grados de compresión esofágica y traqueal y signos clínicos cardiovasculares asociados1. La corrección de estructuras vasculares funcionales anómalas y la descompresión esofágica precisan tratamiento quirúrgico3. Este paciente presentaba una severa estenosis, de diámetro inferior a 4 mm, imposibilitando una adecuada alimentación. Aunque la arteria subclavia izquierda no comprimía esófago, al no presentar alteraciones hemodinámicas su oclusión temporal, y tratarse de un vaso aberrante, se procedió a su ligado y división para evitar complicaciones futuras. Aunque la arteria subclavia izquierda no comprimía esófago, se procedió a su ligado y división para evitar complicaciones futuras, ya que se trataba de un vaso aberrante y su oclusión temporal no demostró alteraciones hemodinámicas.

La persistencia de la dilatación esofágica precardiaca la atribuimos a lo tardío de la intervención, regurgitaciones prolongadas y ausencia de medidas paliativas, determinando la debilitación de las estructuras 5.

 

Conclusiones

El tratamiento quirúrgico de un ductus arterioso persistente en presencia de arco aórtico derecho y arteria subclavia izquierda aberrante ha sido eficaz, seguro y sin complicaciones, tanto para la regularización hemodinámica como para la liberación de la estenosis esofágica, si bien la edad de la paciente y ausencia del adecuado manejo alimentario previo no permitieron la recuperación del megaesófago.

 

Referencias

1. Biasato, I., Lanteri, G., Guarda, F., Capucchio, M.T., Marino, F., Briguglio, G. and Macrì, F. (2016). Unusual Combination of Multiple Ascular Anomalies in a German Shepherd Puppy with Megaesophagus. Anatomia, Histologia, Embryologia. Journal of Veterinary Medicine (46) 216-219.

2. Bottorff, B. and Sisson, D.D. (2012). Hypoplastic aberrant left subclavian artery in a dog with a persistent right aortic arch. Journal of Veterinary Cardiology (14) 381-385.

3. Dundie, A., Hayes, G., Scrivani, P., Campoy, L., Fletcher, D., Ash, K., Oxford, E., and Moïse, N.S. (2017). Use of 3D

printer technology to facilitate surgical correction of a complex vascular anomaly with esophageal entrapment in a dog. Journal of Veterinary Cardiology (19) 196-204.

4. Joly, H., D`Anjou, M-A. and Huneault, L. (2008). Imaging Diagnosis-CT Angiography of a Rare Vascular Ring Anomaly in a Dog. Veterinary Radiology Ultrasound (1) 42-6.

5. Menzel, J. and Distl, O. (2011). Unusual vascular ring anomaly associated with a persistent right aortic arch and an aberrant left subclavian artery in German pinchers. The Veterinary Journal (187) 352-355.