Estenosis nasofaríngea felina

Vídeo 1: Vídeo de un gatito con estertor provocado por estenosis nasofaríngea. Obsérvese que el ruido es evidente al tragar la comida. (desde el segundo 45 hasta el final).

Descripción

La estenosis nasofaríngea (ENF) consiste en una obstrucción de la luz de la nasofaringe como consecuencia de la presencia de tejido cicatricial caudal a las coanas y dorsal al paladar blando¹. Las causas de la formación de ese tejido cicatricial incluyen inflamación crónica, trauma local, malformación congénita, cirugía o una lesión que ocupa la luz de la nasofaringe. Independientemente de su etiología, el tratamiento debe ir dirigido a establecer la permeabilidad de las coanas y la de la nasofaringe y a reducir el riesgo de que se produzca un nuevo estrechamiento².

Anatómicamente la nasofaringe está delimitada cranealmente por las coanas, lateralmente se sitúan ambos hamulus pterigoideos y a nivel ventral encontramos el paladar blando³.

Un tipo especial de ENF es la atresia de coanas. Se considera una malformación, congénita o adquirida, que consiste en el estrechamiento del pasaje nasal de la nasofaringe (coanas) bien por la presencia de tejido óseo o blando anómalo. Puede ser uni o bilateral. Los síntomas son dificultad respiratoria (disnea con boca abierta), estertor y presencia o no de descarga nasal. Se han descrito pocos casos, y algunos de ellos fueron confundidos con estenosis nasofaríngeas. El diagnóstico siempre debe confirmarse mediante técnicas avanzadas de imagen (TC, nasofaringoscopia).

Leer trabajo completo 👉🏼aquí