Fibrosis estenosante de tráquea cervical por avulsión parcial en un gato

Introducción

La avulsión traqueal en gatos es una patología poco frecuente asociada a traumatismos en cuello o tórax1. Esta patología puede ser aguda o crónica, evidenciando como principal sintomatología problemas respiratorios, enfisema y apatía2.

El diagnóstico se fundamenta en la historia clínica, así como el empleo de diferentes pruebas de diagnóstico3, siendo el tratamiento quirúrgico el de elección1,2. Diferentes tipos de masas intratraqueales también provocan obstrucción traqueal parcial4.

El caso que presentamos supone un dilema diagnóstico entre masa traqueal o avulsión traqueal parcial.

 

Descripción del caso

Un gato común europeo, macho sin castrar de 3 años, vida semilibre y calicivirus positivo, apareció hace un mes con heridas en cara y cuello presentando distrés respiratorio. Experimentó mejoría con tratamiento sintomático pero es remitido por intolerancia al ejercicio y apatía. A la exploración presenta disnea inspiratoria, y estridores a la auscultación. Las radiografías de cabeza y cuello evidencian una zona radiodensa en la tráquea cervical. Se realiza tomografía computerizada (TC) y traqueoscopia, evidenciando una lesión traqueal estenosante localizada en la mitad ventral y lateral derecha a nivel de la vértebra C5 que ocluye un 70% de la luz traqueal, diagnosticada como una masa intraluminal. El abordaje quirúrgico de la tráquea confirma una subluxación (avulsión parcial) ventral de los anillos traqueales provocando que el tejido blando entre los anillos protruya hacia la luz traqueal estenosándola. Se realiza resección y anastomosis traqueal. El paciente permanece en cuidados intensivos dos días evolucionando favorablemente. El estudio histopatológico dela zona resecada es normal. Actualmente, transcurridos tres meses de la intervención quirúrgica el paciente lleva una vida normal.

 

Discusión

La causa que origina la lesión en nuestro paciente es probablemente de origen traumático, pues el animal, con acceso al exterior, presentó lesiones cutáneas. Las avulsiones traqueales, patología poco frecuente, han sido descritas en localizaciones torácicas craneales1, sin embargo, en nuestro caso la TC evidencia una lesión estenosante a nivel de C5. El abordaje quirúrgico confirma una avulsión parcial ventral de los anillos traqueales, la cual provoca una estenosis traqueal.

La persistencia de la intolerancia al ejercicio se debe a la masa de tejido blando que ocupa la luz traqueal causada por tejido cicatricial y/o pérdida del soporte proporcionado por el cartílago. En ningún momento presenta enfisema o neumomediastino, hallazgos frecuentes en esta patología1,2, lo cual puede deberse a la ausencia de perforación de la mucosa.

La avulsión traqueal en numerosos casos provoca una lesión estenosante en la porción afectada, e incluso en ocasiones, el desarrollo de una dilatación dando lugar a una pseudotráquea, cuyo tratamiento de elección es el quirúrgico1. En nuestro caso, debido a la pequeña luz traqueal se decide realizar abordaje abierto y se confirma el diagnóstico. Se realiza resección y anastomosis traqueal de la porción afectada, mejorando progresivamente tras permanecer en cuidados intensivos durante 48 horas.

 

Conclusión

Las imágenes radiológicas, de tomografía computerizada y endoscópicas nos inclinan hacia una lesión intratraqueal pero sólo el abordaje quirúrgico permitió confirmar la avulsión parcial ventral de anillos traqueales, la cual se resolvió mediante la resección traqueal.

 

Bibliografía

1. White RN, Burton CA. Surgical management of intrathoracic tracheal avulsion in cats: long-term results in 9 consecutive cases. Vet Surg 2000; 29(5):430-435.

2. White RN, Milner HR. Intrathoracic tracheal avulsion in three cats. J Small Anim Pract 1995; 36(8):343- 347.

3. Bhandal J, Kuzma A. Tracheal rupture in a cat: diagnosis by computed tomography. Can Vet J 2008; 49(6):595

4. Roach W, Krahwinkel DJ. Obstructive lesions and traumatic injuries of the canine and feline tracheas. Comp Cont Educ Prac Vet. 2009;31:86-93.

 

Por Espadas González, L; Sánchez Martín, N; Ezquerra Calvo, LJ; Pastor Sirvent, N; López Ramis, V; Gutiérrez Villalba, A; Santella, M.

 

Publicado en la revista Centro Veterinario