Osteotomía femoral distal para el tratamiento de la retroversión femoral

Osteotomía femoral distal para el tratamiento de la retroversión femoral

  • Fay Cameron BSc, BVSc (Hons), MRCVS relata el caso de un terrier de juguete ruso que se presenta con luxación de la rótula medial y cojera de la extremidad posterior derecha.
Arya, una hembra terrier de juguete rusa de dos años de edad, presentó una luxación de la rótula medial derecha de grado 2/4 y una cojera de la extremidad posterior derecha que empeoraba progresivamente.

Se sabe que la alineación anormal de las extremidades desempeña un papel importante en la luxación de la rótula medial y se ha demostrado que la TC tiene una alta precisión en la evaluación de la alineación femoral en el plano frontal1,2.

La evaluación de la torsión femoral o del ángulo de anteversión (AA) a partir de radiografías solo se puede realizar mediante una trigonometría compleja de vistas ortogonales perfectamente posicionadas del fémur3-5. Mientras que la evaluación con TC es relativamente sencilla, repetible, requiere mucho menos tiempo para colocar al paciente y evita tener que repetir exposiciones para adquirir vistas perfectamente posicionadas.

AXON COMUNICACION, Osteotomía femoral distal para el tratamiento de la retroversión femoral
Figura 1a. Imagen de tomografía computarizada renderizada por volumen utilizada para medir el varo femoral y el ángulo de anteversión (Ridge Referrals, South Devon).

Para determinar si existía una mala alineación significativa de las extremidades, se realizó una tomografía computarizada de las extremidades posteriores de Arya. Esto reveló una retroversión femoral después de realizar mediciones de torsión femoral a partir de las imágenes de TC (Figura 1).

La AA femoral suele oscilar entre 10 ° y 40 ° en perros normales sin luxación de rótula, siendo el valor normal aceptado de 25 °. Cualquier AA femoral por debajo del rango normal puede estar contribuyendo a la luxación de la rótula, ya que la rótula no se asentará naturalmente en el surco troclear debido a una alineación anormal2,6-11.

 

 

 

 

AXON COMUNICACION, Osteotomía femoral distal para el tratamiento de la retroversión femoral
Figura 1b. Imagen de tomografía computarizada renderizada por volumen utilizada para medir el varo femoral y el ángulo de anteversión (Ridge Referrals, South Devon).

El AA de Arya midió -10 ° y dado que esto era tan anormal, se consideró que contribuía significativamente a la mala alineación del cuádriceps, por lo que probablemente era necesaria una corrección para resolver la luxación de la rótula. La corrección quirúrgica estándar sola (liberación medial, imbricación lateral, transposición de la cresta tibial y sulcoplastia) podría no haber tenido éxito y provocar la reluxación de la rótula después de la cirugía.

 

La frecuencia de la reluxación de la rótula después de la cirugía correctiva estándar es normalmente de alrededor del 8% 12. También se midió el varo femoral o el ángulo femoral lateral distal anatómico que fue normal. Tampoco hubo una mala alineación tibial significativa.

 

AXON COMUNICACION, Osteotomía femoral distal para el tratamiento de la retroversión femoral
Figura 2. Modelo 3D del fémur derecho con la guía de osteotomía en posición.

Los datos de TC se utilizaron para crear un modelo virtual en 3D del fémur derecho en un software de diseño asistido por computadora. Se modeló una osteotomía femoral transversal con corrección de torsión de 35 ° (con el objetivo de un valor normal de 25 °) y se diseñó un sistema de guía de reducción y osteotomía específico del paciente (Vet 3D, Bill Oxley MA, VetMB, DSAS [Orth], MRCVS , Coventry; Figura 2).

Estas guías, junto con las impresiones en 3D del fémur antes y después de la corrección planificada, se imprimieron en 3D en plástico biocompatible y esterilizable en autoclave. Existe evidencia tanto en la literatura humana como en la veterinaria de que los sistemas de guía quirúrgica específicos del paciente pueden mejorar la precisión de la osteotomía y reducir el tiempo quirúrgico. Esto puede ser particularmente importante en pacientes más pequeños13,14.

Antes de la cirugía, Arya se premedicó con 5 µg / kg de dexmedetomidina y 0,3 mg / kg de morfina mediante inyección IM; se administraron 4 mg / kg de propofol IV para inducción y se mantuvo la anestesia con una combinación de isoflurano, oxígeno y óxido nitroso. Se realizó un abordaje lateral estándar para exponer el fémur distal y la guía de broca se fijó en su posición con clavijas roscadas bicorticales de 1,34 mm de extremo negativo.

 

AXON COMUNICACION,Osteotomía femoral distal para el tratamiento de la retroversión femoral
Figura 3. Vistas posoperatorias craneocaudal y mediolateral del fémur derecho. Se fijó la osteotomía con una placa de compresión de bloqueo de 2 mm de siete orificios.

La guía de osteotomía se creó de tal manera que se contorneó perfectamente a la cara distal del fémur y solo podía encajar en su lugar de una manera. La osteotomía se realizó mediante sierra oscilante en la posición y orientación que indica la guía. Una vez completada, se retiró la guía de corte y se colocó una guía de reducción sobre los pasadores previamente colocados. Esto mantuvo reducidos los segmentos de osteotomía, con la corrección de torsión planificada, mientras se aplicó lateralmente una placa de compresión de bloqueo de 2 mm de siete orificios (Figura 3).

 

Luego se retiraron los pasadores y la guía de reducción. Posteriormente, la rótula corrió en el surco mediante extensión y flexión, y no se requirieron procedimientos adicionales (por ejemplo, sulcoplastia, transposición de la cresta tibial, imbricación lateral o liberación medial). El abordaje lateral se cerró de forma rutinaria con 2 m de polidioxanona, 2 m de poliglicaprona 25 y 2 m de nailon.

 

AXON COMUNICACION, Osteotomía femoral distal para el tratamiento de la retroversión femoral
Figura 4. Proyecciones craneocaudal y mediolateral postoperatorias de seis semanas del fémur derecho que demuestran la curación progresiva de la osteotomía y la rótula localizadas en el surco troclear.

Arya estuvo estrictamente en reposo en jaula durante seis semanas. En el seguimiento, caminó sin cojera y en el examen clínico la rótula permaneció en posición a lo largo de un rango completo de movimiento. Se tomaron radiografías en esta etapa, que confirmaron que la curación de la osteotomía estaba progresando bien (Figura 4). Luego, Arya pudo reanudar gradualmente su actividad normal.

 

Agradecimientos

El autor desea agradecer a Patrick A Ridge BVSc, CertVR, CertSAS, MRCVS y Bill Oxley MA, VetMB, DSAS (Orth), MRCVS.

 

Referencias
  1. Oxley B, Gemmill TJ, Pink J, Stephen Clarke S, Andrew Parry A, Baines S and McKee WM (2013). Precision of a novel computed tomographic method for quantification of femoral varus in dogs and an assessment of the effect of femoral malpositioning, Veterinary Surgery 42(6): 751-758.
  2. Barnes DM, Anderson AA, Frost C and Barnes J (2014). Repeatability and reproducibility of measurements of femoral and tibial alignment using computed tomography multiplanar reconstructions, Veterinary Surgery 44(1): 85-93.
  3. Jackson GM and Wendelburg KL (2012). Evaluation of the effect of distal femoral elevation on radiographic measurement of the anatomic lateral distal femoral angle, Veterinary Surgery 41(8): 994-1,001.
  4. Swiderski JK, Radecki SV, Park RD and Palmer RH (2008). Comparison of radiographic and anatomic femoral varus angle measurements in normal dogs, Veterinary Surgery 37(1): 43-48.
  5. Palmer RH, Ikuta CL and Cadmus JM (2011). Comparison of femoral angulation measurement between radiographs and anatomic specimens across a broad range of varus conformations, Veterinary Surgery 40(8): 1,023-1,028.
  6. Yasukawa S, Edamura K, Tanegashima K, Seki M, Teshima K, Asano K, Nakayama T and Hayashi K (2016). Evaluation of bone deformities of the femur, tibia, and patella in toy poodles with medial patellar luxation using computed tomography, Veterinary and Comparative Orthopaedic Traumatology 29(1): 29-38.
  7. Nunamaker DM, Beiry DN and Newton CD (1973). Femoral neck anteversion in the dog: its radiographic measurement, Veterinary Radiology and Ultrasound 14: 45-48.
  8. Fitzpatrick CL, Krotscheck U, Thompson MS, Todhunter RJ and Zhang Z (2012). Evaluation of tibial torsion in Yorkshire terriers with and without medial patellar luxation, Veterinary Surgery 41(8): 966-972.
  9. Newman M and Voss K (2017). Computed tomographic evaluation of femoral and tibial conformation in English Staffordshire bull terriers with and without congenital medial patellar luxation, Veterinary and Comparative Orthopaedics Traumatology 30(3): 33-41.
  10. Lusetti F, Bonardi A, Eid C, Brandstetter de Belesini A and Maria Martini F (2017). Pelvic limb alignment measured by computed tomography in purebred English bulldogs with medial patellar luxation, Veterinary and Comparative Orthopaedics Traumatology 30(3): 200-208.
  11. Phetkaew T, Kalpravidh M, Penchome R and Wangdee C (2018). A comparison of angular values of the pelvic limb with normal and medial patella luxation stifles in chihuahua dogs using radiography and computed tomography, Veterinary and Comparative Orthopaedics Traumatology 31(2): 114-123.
  12. Arthurs GI and Langley-Hobbs SJ (2006). Complications associated with corrective surgery for patellar luxation in 109 dogs, Veterinary Surgery 35(6): 559-566.
  13. Hamilton-Bennett S, Behr S and Oxley B (2018). Accuracy of a patient-specific 3D printed drill guide for cervical transpedicular screw placement, Veterinary Surgery 47(2): 236-242.
  14. Levy JC, Everding NG, Frankle MA and Keppler LJ (2014). Accuracy of patient-specific guided glenoid baseplate positioning for reverse shoulder arthroplasty, Journal of Shoulder and Elbow Surgery 23(10): 1,563-1,567.

 

Date de alta y recibe nuestro 👉🏼 Diario Digital AXÓN INFORMAVET ONE HEALTH

Date de alta y recibe nuestro 👉🏼 Boletín Digital de Foro Agro Ganadero