Un total de 75 granjas de gallinas ponedoras de la Comunitat participarán en un estudio para verificar su bioseguridad

Un total de 75 explotaciones de gallinas ponedoras de la Comunitat Valenciana participarán en el programa de encuestas Biopon de la Conselleria de Agricultura para verificar las medidas de bioseguridad y del código de buenas prácticas de higiene en estas granjas, según han informado fuentes de la Generalitat.

Este estudio, enmarcado dentro del Programa Nacional de Control de Salmonella, está desarrollado por personal técnico del Centro de Calidad Avícola de la Comunitat Valenciana (CECAV), que serán los encargados de verificar las medidas de bioseguridad una vez al año, siguiendo el protocolo específico para explotaciones de gallinas ponedoras.

Además de la verificación de las medidas de bioseguridad, el personal del CECAV realizará un control sobre la correcta implantación en la explotación del código de buenas prácticas de higiene a fin de cumplir el objetivo del Programa Nacional de Control de Salmonella, y se llevará a cabo una investigación epidemiológica para tratar de identificar la causa con el objeto de detectar la fuente de la infección.

Los datos recopilados tanto en las encuestas, como en el control de la correcta implantación en la explotación del código de buenas prácticas de higiene, como de las investigaciones epidemiológicas, serán proporcionados a la Conselleria de Agricultura y al titular de explotación mediante un informe técnico.

En el caso de que en el curso de una inspección se detecten deficiencias en estas medidas de bioseguridad o en el código de buenas prácticas de higiene, estas se indicarán en el informe técnico para que la Conselleria de Agricultura ponga en conocimiento del titular de la explotación dichas deficiencias y proceda a subsanarlas.

Al respecto, el director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Antonio Quintana, ha explicado que el objetivo principal de este proyecto “es elevar el estatus sanitario de las granjas productoras de huevos de la Comunitat Valenciana” y ha querido poner en valor “la importancia que tiene para la Generalitat el sector avícola valenciano”.

Asimismo, ha señalado que en función de los resultados, “esta experiencia podría ser trasladada a otros sectores productores de la Comunitat Valenciana”.